aporta una metodología pensada para facilitar a profesores, alumnos y eventualmente a los padres un sistema de relaciones que ayude a los jóvenes a implicarse como protagonistas de su propio proceso formativo.

•● Facilita una forma de seguimiento de la evolución académica de los alumnos, de sus progresos, y de las pautas que desvelan  sus inclinaciones profesionales y que van concretando su orientación hacia determinadas vocaciones laborales.

•● Establece un cauce preciso y sistemático para una comunicación fluida entre los padres, los profesores y los alumnos.

•● Estimula la presencia y vinculación permanente de los padres y antiguos alumnos a los Centros.

•● Confiere notoriedad y proyección social a la imagen corporativa del Centro.

Los antiguos alumnos y las empresas del entorno aportan mucho al Centro educativo con la implantación del proyecto .

La participación de  profesionales y  empresas añaden valor y continuidad.